8.8.13

Arquitectura & Cine. II




Arquitectura, cine y ciudad. 

Llega la segunda parte de este ciclo cinéfilo. Si en la primera entrega nos centrábamos en aquellas películas que tenían como protagonista a un arquitecto dentro de la trama, en esta segunda entrada hemos buscado películas cuyo desarrollo y argumento se ambienta en una ciudad determinada...la ciudad en cuestión es Berlín. 



La historia de Berlín, y de Alemania, todavía hoy desconcertante y en parte latente, ha sido una gran fuente de inspiración en el mundo del cine, y paseando por sus calles es inevitable que nuestra mente no rememore parte de los sucesos más importantes del siglo pasado...Segunda Guerra Mundial, Guerra Fría, construcción/consecuencias/caída del muro...

Durante décadas son muchas las películas que se han rodado y han estado inspiradas en esos acontecimientos, aquí os mostramos una selección donde Berlín es sin duda la protagonista, y algunos de sus escenarios fácilmente reconocibles.

La vida de los otros (Das Leben der Anderen). 2006 / Von Donnersmarck
Año 1984, en la República Democrática Alemana el solitario capitán Gerd Wiesler, es un competente oficial del servicio de inteligencia y espionaje de la Stasi, la todopoderosa policía secreta del régimen comunista de la RDA. Pero, cuando le encargan que espíe a la pareja formada por el prestigioso escritor Georg Dreyman y la actriz Christa-Maria Sieland, sus convicciones empiezan a tambalearse y a cambiar su visión de la vida, el mundo y la disciplina hacia la RDA.

Casi todo el largometraje se rodó en Berlín, haciendo todo lo posible por filmar en lugares auténticos , como la antigua central de la Stasi en la Normannenstraße, un tétrico lugar en tiempos de la RDA. También allí se rodaron las imágenes del enorme archivo de tarjetas mecanizado. El exterior de la casa de Dreyman se rodó en la calle Wedekindstraße. Otras escenas fueron filmadas en la Frankfurter Tor, la Karl-Marx-Allee y los teatros Volksbühne am Rosa-Luxemburg-Platz, Hebbel-Theater y Gerhart-Hauptmann-Theater Zittau.


El hundimiento (Der Untergang). 2004 / Oliver Hirschbiegel
Abril de 1945. En las calles de Berlín se libra una encarnizada batalla. Hitler y sus fieles se han atrincherado en un búnker. Entre ellos se encuentra Traudl Junge, la secretaria personal del Führer. En el exterior, la situación se recrudece. A pesar de que Berlín ya no puede resistir más, Hitler se niega a abandonar la ciudad y, acompañado de Eva Braun, prepara su despedida.

El lugar donde Hitler pasó sus últimos días fue demolido, pero recientemente surgieron unas fotos inéditas del fotógrafo alemán Robert Conrad, que logró colarse en 1987 en las ruinas del búnker y tomar decenas de fotografías de su interior antes de que fuera destruido.

Una curiosidad de la película es que se han realizado numerosas parodias con parte del metraje de la película, protagonizado por Bruno Ganz, y aunque la productora intentó eliminarlos de YouTube, todavía podemos encontrar algunas...como cuando Hitler se entera de la eliminación de las becas Erasmus.


Good bye, Lenin! 2003 / Wolfgang Becker
Ambientada en octubre de 1989. Unos días antes de la caída del Muro, la madre de Alex, una mujer orgullosa de sus ideas comunistas, entra en coma. Cuando despierta ocho meses después, su hijo hará lo imposible para que no se entere de que está viviendo en una Alemania reunificada y capitalista. Su objetivo es convertir el apartamento familiar en una isla anclada en el pasado, una especie de museo del socialismo en el que su madre viva cómodamente creyendo que nada ha cambiado.
Esta historia no es sólo una entretenida y original comedia, es además una visión agridulce de las renuncias y contradicciones que supuso aquel momento histórico. 100% recomendable.

El apartamento de la madre de Alex está ubicado en el distrito berlinés de Friedrichshain y gran parte de las escenas fueron tomadas ahí.


El cielo sobre Berlín (Der Himmel über Berlin). 1987 / Wim Wenders
Dos ángeles sobrevuelan Berlín, ciudad dividida por el "muro de la vergüenza". No pueden cambiar la vida de los hombres ni darse a conocer, sólo pueden darles ganas de vivir e intentar reconfortarles en sus momentos de dolor. El deseo de formar parte de la vida mortal es tan grande en uno de ellos, que incluso está preparado para sacrificar su inmortalidad por él.
Además de ser una declaración de amor por la humanidad (fue rodada dos años antes de la caída del muro), la película supone un enfrentamiento con la realidad de la República Federal Alemana de los años 80 y con la Historia de Alemania.

Hay que destacar que sitúa una importante parte de la acción en la Biblioteca Nacional de Berlín, obra del arquitecto alemán Scharoun.


El túnel (Der Tunnel). 2001 / Roland Suso Richter
Año 1961 en la República Democrática Alemana. Harry Melchior es un alemán anticomunista de la Alemania del este que consigue escapar del régimen comunista nada más completarse la construcción del muro de Berlín. Entonces decide ayudar a escapar a parte de su familia, que se tuvo que quedar al otro lado, con la construcción de un túnel de casi 100 metros. 

Los alemanes orientales se las ingeniaron de mil maneras para burlar el Muro de Berlín y escapar a Occidente, y se calcula que unas 300 lo hicieron a través de túneles subterráneos. Esta red subterránea es un escalofriante recordatorio de las tensiones y la violencia que imperaron durante la Guerra Fría.
Pero huir de la Alemania Oriental era peligroso, y los guardias tenían orden de disparar contra cualquiera que intentase cruzar la frontera ilegalmente. Con frecuencia los guardias fronterizos o la Stasi, la policía secreta, descubrían los túneles antes de que llegasen a ser usados. Algunos quedaban arruinados al ceder la tierra o porque eran inundados por aguas subterráneas.


One, Two, Three. 1961 / Billy Wilder
En la época de la Guerra Fría. C.R. MacNamara, representante de Coca-Cola en Berlín Occidental, acaricia desde hace tiempo la idea de introducir la bebida en la URSS. Sin embargo, en contra de sus deseos, lo que su jefe le encarga es cuidar de su hija, que llega a Berlín de visita. Una díscola y alocada joven de dieciocho años que eludiendo la vigilancia de MacNamara, se enamora de Otto Piffl, un joven comunista que vive en la Alemania Oriental. El señor MacNamara hará todo lo posible por deshacer la relación antes de que el padre se ponga al corriente.

Comedia en estado puro. Billy Wilder propone una ácida crítica a los dos grandes sistemas: el comunista, al que retrata a través del impetuoso y no muy lúcido joven con la cabeza llena de consignas, y el capitalista, que tiene su máximo exponente en el hábil y manipulador jefe de ventas capaz de explotar al máximo las debilidades de cuantos le rodean. 



¿Qué os parece la recopilación? ¿Alguna sugerencia?  Que tengáis un feliz verano!


3 comentarios:

kj dijo...

Por desgracia, son muy pocas las películas en las que aparece Berlín, con tal cantidad de espacios únicos y conservados. Aún así Good Bye Lenin y sobretodo la Vida de los Otros te permiten a acerte una idea de cómo era la vida en la parte comunista, en esos pisos donde ahora viven españoles e italianos expatriados.

Muy buena selección para las noches de verano!

Jorge dijo...

Bien Ines, lo dicho, te falto Sonnenalle

!nés dijo...

jajaja gracias Júpiter y Jorge por pasar y comentar! :) pues la de Sonnenalle me la apunto para verla, sin duda!