7.11.12

Before / After. GANDIA.

Como sabéis, ayer abrimos otra ´etiqueta´ dentro del blog, llamada antes y después. Ayer  nos fuimos hasta Ströget para ver la peatonalización de una calle que revitalizó el comercio local de la ciudad.

Esta vez, nos venimos cerca de casa (es lo que tiene vivir cerca del mar), y observamos el cambio en la primera línea de la playa de Gandia. Este caso es perfectamente extrapolable a una gran cantidad de municipios de la costa mediterránea, que vio ´mudar´de fachada su frente litoral en apenas 50 años.

En la década de los 60 la dictadura de Franco explotó el turismo de sol y playa en España mediante la declaración de Zonas de Interés Turístico Nacional. La Ley 197/163 pretendía atraer a los turistas extranjeros a aquellos lugares de la costa española que tuvieran “condiciones especiales para la atracción y retención del turismo”. Para ello, el Gobierno impulsó la construcción de urbanizaciones y de las infraestructuras necesarias en las costas.

En el caso de Gandia, en 1959 se inaugura el mítico Hotel Bayren. Situado en primera línea de playa  . Es la primera edificación de lo que será el frente marítimo de la ciudad. Rodeado de huertos y humedales y sin un frente marítimo definido (ni urbanizado), se implanta este hotel histórico de la ciudad de Gandia.

                                                                         Hotel Bayren. 1960.

Con el paso de los años y la prosperidad económica, se configura una paseo marítimo a cota cero, donde una gran línea de coches atraviesa de norte a sur la primera línea de playa. De la más absoluta tranquilidad al más absoluto bullicio, sobretodo en los meses de verano. Miles de veraneantes (sobretodo procedentes de la meseta), invaden las calles (no sólo de peatones sinó de coches), que ven en la primera línea de playa un lugar perfecto para estacionar. Sin embargo, los merenderos, las anchas aceras y un ´público familiar´ hacían del frente marítimo de Gandia un lugar perfecto para estar.

                                                   Primera línea de Playa. Años 80.

Ya entrados en el nuevo milenio. Se decide renovar totalmente el Paseo Neptuno (paseo marítimo). Se entierran las líneas de aparcamiento en un parking subterráneo (de pago, faltaría más!), y se eleva la cota del mismo paseo (aspecto que generaría críticas en la ciudad). Se repavimenta todo el frente y se deja solamente un único sentido de circulación, reduciendo así la presencia del automóvil en primera línea.

                  Paseo Marítimo Neptuno. Google Street View. 2008.

Operación acertada o no? Por preferir, y esto sí es una opinión personal, preferiría que desapareciese el coche de la primera línea. Imagino todo el Paseo Neptuno peatonal. Y esto, lejos de ser una utopía, hubo un día en que fue realidad. Era el año glorioso de la ciduad de los Borgia (era el Vé Centenari del  Seu Patró, Sant Francesc de Borja), y en un desfile cívico en pleno verano por primera línea, cerró ésta al tráfico. Fue realmente espectacular, ver TODO el paseo inundado de gente, andando, riendo, jugando y correteando. Todo el frente para el ciudadano. ¿Utopía realizarlo? No se si será una utopía o no, lo cierto es que eso ocurrió en pleno Agosto y el funcionamiento de tráfico rodado se desvió por otro sitio y no hubo ningún tipo de altercado.

No hay comentarios: