27.5.11

TRES TIPOS DE ACTIVIDADES EXTERIORES

Ya se ha citado, parece obvio, pero la premisa de la que parte el gran libro de Gehl creo que es un principio fundamental para la arquitectura y el urbanismo.

"…las actividades exteriores en espacios públicos se pueden dividir en tres categorías […].



Las actividades necesarias son más o menos obligatorias (ir al colegio, salir de compras, esperar el autobús, …). […] son más o menos independientes del entorno externo. Los participantes no tienen elección.

Las actividades opcionales, aquellas en las que se participa si existe el deseo de hacerlo o si lo permiten el tiempo y el lugar. Actividades como dar un paseo, …, o tomar el sol.
Sólo se realizan cuando las condiciones externas son favorables.
[…]

Cuando los ambientes exteriores son de poca calidad, sólo se llevan a cabo las actividades estrictamente necesarias.
Cuando son de buena calidad, las actividades necesarias tienden a durar más. También habrá una amplia gama de actividades optativas, el lugar invita a detenerse, sentarse, jugar, etcétera.
[…]

Las actividades sociales son las que dependen de la presencia de otras personas en los espacios públicos. Incluyen los juegos infantiles, las conversaciones, […], los contactos de carácter pasivo, es decir, ver y oír a otras personas.
Estas actividades se podrían denominar “resultantes”, pues derivan de las ligadas a las otras dos categorías. 

[…] Las actividades sociales se refuerzan cuando a las necesarias y opcionales se les proporcionan mejores condiciones en los espacios públicos.

[… ] Los arquitectos y urbanistas pueden influir en las posibilidades de encontrar, ver y oír a la gente, unas posibilidades que conllevan una cualidad en sí mismas y llegan a ser importantes como telón de fondo y punto de partida de otras formas de contacto."

Jan Gehl. La humanización del espacio urbano. La vida social entre los edificios. Ed. Reverté.

1 comentario:

Pere dijo...

me gusta